Hace tiempo que venimos denunciando que las instituciones de este país legislan, ejecutan e imparten justicia en contra de su gente. De hecho, benefician en la mayoría de los casos a la minoría que gobierna sin presentarse a las elecciones.

¿Os acordáis de cómo Urdangarín disfrutaba de su libertad en la verdadera patria de los defradaudadores a pesar de haber sido condenado, mientras los jóvenes de Alsasua llevaban encarcelados más de un año por una pelea de bar?

Hay cientos de casos comparativos así pues aquí sale más barato prevaricar y malversar fondos públicos, si eres parte de la ‘familia’, que componer y cantar frases críticas contra el statu quo.

En la piel de toro, la corrupción y el funcionamiento de quienes detentan el poder viene de lejos, de muy lejos. Ya lo dice Julio Anguita con mucho tino, ‘el franquismo es anterior a Franco, el gallego tan sólo fue un producto de él’. El dictador ordenó y asentó un sistema corrupto per se.

Ayer nos despertamos con la nueva tropelía cometida por el sistema judicial contra activistas sociales y sindicalistas que tiene como objetivo amedrentar a aquellas personas que luchan por cambiar en beneficio de todas la realidad que vivimos gracias a la pérdida de nuestros derechos sociales, laborales y políticos, el aumento de la desigualdad y la pobreza o la corrupción institucional perenne en toda la armadura del Estado.

No lo van a conseguir. Ya que vamos a seguir luchando por un mundo más justo y solidario. Y en él no tienen cabida corrupciones, recortes, privilegios, paraísos fiscales, o la justicia injusta. No tiene cabida un estado represor. Por eso, hoy, ¡TODOS Y TODAS SOMOS JORGE Y PABLO! ¡Ánimo compañeros!¡No conseguirán amedentrarnos!

A continuación reproducimos el comunicado de los compañeros y compañeras de CNT, el cuál suscribimos punto por punto.
La mañana de este 4 de septiembre, más de cinco años después de ocurridos los supuestos sucesos –y decimos supuestos porque la acusación no ha logrado sustentar sus cargos con pruebas, excepción hecha de los testimonios policiales–, hemos conocido por fin la sentencia por el juicio del 14-N, que condena a nuestros compañeros Jorge y Pablo a unas penas de un año y cuatro años y nueve meses de cárcel, respectivamente.
La noticia ha caído en CNT como un jarro de agua fría, no tanto desde el lado judicial –hay posibilidades de recurso, y no dudéis de que esta malhadada sentencia se recurrirá–, sino desde el moral. Nuestra desconfianza hacia lo que se viene a conocer como Justicia se ha visto confirmada. Y aunque ojalá pudiéramos decir lo contrario de este NO-CASO, vemos reafirmada nuestra posición sobre unas instituciones que si por algo se caracterizan, es por su hostilidad hacia el movimiento obrero.
¿Qué esperamos? Justicia. Pero no un nuevo y agotador proceso donde unos personajes teóricamente neutrales evalúan sobre unas pruebas y testimonios. Lo que queremos es el reconocimiento público de que nuestros dos compañeros fueron inculpados falsamente. La absolución. No creemos en sus palabras y testigos, nosotros y nosotras también estuvimos allí y además hemos visto los vídeos de lo sucedido en aquella manifestación.
Esta sentencia ha sido un paso atrás. Ahora daremos tres adelante, comenzando por la manifestación, convocada por StopRepresionRioja, que este sábado 8 de septiembre, a las 18:30, discurrirá desde el llamado Palacio de Justicia de Logroño. Nuestra única defensa es que más y más oídos se enteren de esta NO-Justicia.
También podéis leer el comunicado de Stop Represión Rioja AQUÍ