Una vez difundida “urbi et orbi” la composición del nuevo gobierno sanchista, toca mojarse en un análisis que no entrará en la gestión aún ignota sino en los guiños y señales emitidas en su conformación.

Vaya por delante que las líneas siguientes reflejarán mis prejuicios. No son gratuitos, se basan en la experiencia de décadas y subrayarán lo poco que espero en la gestión gubernamental del PSOE.Lo que me da cierta pena es echar un jarro de agua fría a los ilusionados “sí se puede” del día de la moción de censura. Lo siento compas, me temo que tampoco esta vez toca la revolución.

No creo que “Sanchez et alii” vayan mucho más allá del cambio cosmético aunque a nuestra visión de Izquierdas le agraden algunas puestas en escena que brillan aún más al poderlas contrastar con la caspa, carcundia y detritus que la derecha extrema del PP y su aliado “naranjito” expandieron.

Bien por tanto, la composición mayoritariamente femenina y el respeto a la diversidad sexual. En la Política de gestos que no cuesten ni cuestionen, el PSOE siempre ha sido un maestro.” Agitprop” que se decía antaño.

Bien también la desaparición de símbolos religiosos en la toma de posesión, reforzando la imagen de una apuesta por la necesaria neutralidad en un teórico Estado aconfesional. Pero, ¿se quedará en la fotografía o se irá más allá, cuestionándose los vigentes acuerdos Iglesia-Estado, privilegios, inmatriculaciones, aparato de Hacienda al servicio de la Conferencia Episcopal…? Se admiten apuestas y me quedo con la fugaz instantánea como opción ganadora.

Podemos intuir que el “lifting”, no la cirugía, llegará a otras leyes fundamentales que han sido pilar base en la espiral represiva y de control de mentalidades ejecutado sin complejos en el aciago septenato del “Marianismo”.

Valgan tres ejemplos: El perfil del conservador juez Grande Marlaska es totalmente compatible con el mantenimiento de la Ley Mordaza. Basta con mirar su trayectoria y encontrar su voto particular negándose a absolver a un twitero de enaltecer a ETA por hacer twits sobre Carrero Blanco. O su decisión de archivar la querella y no ver responsabilidad en el accidente del Yak-42 donde fallecieron 62 militares. Que le pregunten a los familiares para los que su nombramiento como ministro del Interior es “perverso y descorazonador” (sic). De abolir esa aberración jurídica es mejor que nos vayamos olvidando.

El segundo. ¿Nos acordamos de cómo hablaban hace unos meses de suprimir la ley Wert, esa que consagra la enseñanza elitista y religiosa -eso sí, pagada con el dinero de tod@s- en detrimento de la Enseñanza Pública en el primer momento que la situación política revertiese?. Pues nada, en dos días se ha cambiado de verbo. Ahora se conjuga “retocar”.

Y tres. El más ilustrativo, capaz de resumir la clave de bóveda del Sistema en pocas palabras: “En un momento clave para la Unión Europea, tener a @NadiaCalvino como nuestra nueva ministra de Economía es una garantía de que España seguirá aumentando su peso en las instituciones europeas. Enhorabuena Nadia.” Lo firma Ana Botín. La prueba del algodón de por donde irá la defensa de los intereses económicos. No en beneficio de los poderes fácticos y la oligarquía financiera, sino de las clases populares (😂😂😂).

Esos activistas de “Somos la Izquierda” siempre dispuestos a zafarse del abrazo de oso de la UE porque como bien sabemos, la burocracia europea cada vez que hace un “diktat” solo mira el bienestar común y nunca causa daños colaterales.

Hemos dejado atrás queriendo (el artículo si no se iría a un tratado) la designación de Maxim Huerta como ministro de Cultura- la candidata fetén por aquello de lo mediático hubiera sido Belén Esteban, pero no se fiaban que en lugar de jurar gritara un “¿me entiendes?”- o el guiño de apaciguar el “Procés” catalán nombrando al ariete de la Sociedad Civil Catalana Borrell.

Si al turiferio añadimos las editoriales de una prensa económicamente quebrada entre las que reluce por su contundencia la de El País (“Un buen gabinete”) con perlas como: “Hay que notar que, en su enésima reconversión, Pedro Sánchez ha optado esta vez por girar de nuevo hacia el centro. Debemos felicitarnos de ello porque el resultado es un buen Gobierno que promete moderación, profesionalidad y criterio… Sánchez parece así aspirar a recuperar para el PSOE el espacio del centroizquierda moderado que tan buenos resultados ha dado a su partido y a la sociedad española desde el comienzo de la democracia…”, es fácil constatar que a favor de BOE se escribe mejor y que el flamante jefe de gobierno ha tomado la senda que tanto gusta al Sistema: la alfombrada de pétalos y loas. ¡Viva el vino!.

Falta por salir la pedrea. El sector zurdo del “buenismo llamazarista”, esa izquierda que critica todo lo criticable y más si se hace a Podemos o al teórico jefe de filas Alberto, pero que pone ojos de carnero degollado a todo lo que venga de los primos de Ferraz.

Como a P. Sánchez le dé por tocarse la oreja también harán su entrada triunfal integramente los “abajo firmantes de la ceja” renacidos. Solo cambiarán el gesto. Nada más español que acudir en masa para auxiliar al vencedor.

Otro “suponer” al hilo de esta última afirmación. Comparto por lugar de nacimiento el gentilicio “egabrense” con la nueva vicepresidenta Carmen Calvo. En nuestro pueblo funciona un Ateneo Ciudadano de inspiración republicana y de izquierdas en el que trabajan codo a codo, socialistas, gente de IU y votantes de Podemos. Algunos de sus activistas más destacados son queridísimos amigos y compañeros de lucha desde la Transición. El pasado abril la hoy vicepresidenta impartió en la casa de la Juventud una conferencia sobre Constitucionalismo.En términos taurinos y echándole tres puñados más de arroz,la asistencia se catalogaría con un “media entrada”. Si la actividad se repitiese la próxima semana colgaría el “No hay billetes” que se puso cuando en el mismo ciclo impartió su charla Julio Anguita. ¿Qué habría cambiado? El estar en ese magma etéreo pero a la vez tangible llamado “Poder”.

Decía Monedero en su artículo de “Comiendo Tierra” titulado “Un gobierno pensado para las elecciones” que “…Solo hay una gran ausencia: ¿quién es en este gobierno la referencia de izquierda?”. Totalmente de acuerdo. Tiene toda la pinta de que la “Operación Anestesia” se ha puesto en marcha con las consignas de desactivar movilizaciones y dejar las luchas en la calle para otro día.

Si de camino se contribuye a la “regeneración” del PP, el lavado de cara limpia el rostro al Borbón desdibujado que ocupa la jefatura de estado y de rebote se consigue que la reina Leticia no le estropee a su es-poso (como hizo con su madre) los “selfies”, ya tenemos otra vez a pleno rendimiento el Bipartidismo. Siempre es bueno que dos partidos como el PP y PSOE engrasen los pilares del Sistema. Así no chirrían las puertas giratorias.

Vamos a dejar pasar los 100 días de cortesía para escribir otro artículo. Con lo que le gusta al presidente Sánchez Europa y la ayuda de los estrategas áulicos que le marcan camino, lo mismo estamos ante un nuevo Napoleón. Lástima que Waterloo quede tan cerca de Bruselas.